[ Área Privada ]

Educación Infantil (2-6 años)

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto
El otoño en Infantil El otoño en Infantil

La etapa de Educación Infantil (EI) comprende, en nuestro centro, de los 2 a los 6 años. Esta es una etapa con identidad propia, un período básico donde los niños estructuran e integran las dimensiones social, cognitiva, emocional, creativa, moral y cinética. Para lograrlo, trabajamos a partir de un enfoque globalizador del aprendizaje, favoreciendo la observación, el descubrimiento y la experimentación, sin olvidar la repetición.

Aprendemos jugando, jugamos para aprender. Con el juego, el niño relata, imagina, construye sentido y se expresa en libertad Emili Teixidor, fundador de Patmos, siempre decía que la pedagogía es básicamente «paciencia y repetición». Basamos el aprendizaje en el juego, una herramienta muy rica con un inmenso potencial pedagógico, un instrumento poderoso de comunicación, de socialización y de desarrollo moral, además de una herramienta de expresión y de control emocional. Aprendemos jugando, jugamos para aprender. Con el juego, el niño relata, imagina, construye sentido y se expresa en libertad.

La infancia es la etapa de la vida de una persona donde los ritmos madurativos son más diferenciados debido a la edad de los alumnos. Por esta y otras razones, en nuestro centro hemos creado la Comissió d'Atenció a la Diversitat (CAD), integrada por un equipo de profesores y el equipo psicopedagógico del centro. Todos juntos conforman el Equip Psicopedagògic d'Orientació i Suport, que, en comunicación permanente con el claustro, es decir, con el conjunto de maestros o profesores de cada etapa, trabaja con los alumnos para respetar los diferentes ritmos madurativos a través de grupos reducidos, de desdoblamientos y, si procede, de atenciones individualizadas cuyo objetivo es hacer un seguimiento exhaustivo del desarrollo de cada niño y de cada niña.

Cuando un niño llega a nuestro centro, se encuentra con un entorno acogedor, se siente querido y acompañado por el equipo de maestros. Detrás de todas las situaciones educativas que experimentará el niño hay una educación en valores y una educación emocional Esto le permitirá establecer el vínculo afectivo necesario en cualquier relación y será la base de futuros aprendizajes y nuevos cambios de etapa. Al mismo tiempo, se encuentra con un entorno estructurado y organizado de acuerdo con unas pautas de comportamiento que dibujan unos ritmos. Estos hábitos y estas rutinas le proporcionan seguridad y le permiten tener autonomía e iniciativa personales.

Detrás de todas las situaciones educativas que experimentará el niño hay una educación en valores y una educación emocional. Desde este escenario se trabajarán los múltiples aspectos que conforman a la persona para conseguir aprender a ser, aprender a hacer y aprender a convivir.

En la etapa de EI el lenguaje toma una importancia radical, ya que es en estas edades cuando más se desarrolla y se estructura. El lenguaje es esencial para la construcción del conocimiento. Enseñamos a hablar y a estructurar el pensamiento, tanto individual como colectivo Por ello, enseñamos a hablar y a estructurar el pensamiento, tanto individual como colectivo. Con este objetivo, hacemos un trabajo profundo de conciencia fonológica que será la base para el desarrollo de la conciencia y la competencia comunicativas. La lectura y el fomento del hábito lector, por un lado, y la destreza necesaria en motricidad fina para desarrollar la escritura, por otro, son dos prácticas recurrentes e imprescindibles durante estos años.

En esta etapa se constata que la conexión entre las diferentes áreas en los proyectos de trabajo, o trabajo por proyectos, ayuda a los alumnos a desarrollarse integralmente y a entender el mundo que les rodea. Este tipo de trabajo hace que los niños obtengan unos procedimientos que les ayudan a trabajar en equipo, a organizarse para buscar información, a seleccionarla, a comprenderla, a relacionarla, a asimilarla y, en definitiva, a convertirla en conocimiento estructurado.

Basamos el aprendizaje de las matemáticas en los contextos de la vida cotidiana, como instrumento de conocimiento y de análisis de la realidad, de razonamiento y de interpretación del mundo que les es cercano.

En EI entramos en contacto con la lengua inglesa a través de las splash into English, a los 3 años, y las language showers diarias a los 4 y 5. Las splash les permiten acercarse de forma transparente a la fonética de otra lengua y las showers ya acostumbran a los alumnos al inglés como otra lengua de comunicación oral en su entorno más cercano.

Entendemos que las nuevas tecnologías son un recurso práctico e inmediato para alcanzar los diferentes aprendizajes sin olvidar que estamos en una etapa muy experimental y manipulativa. Es por ello que los recursos de que disponemos principalmente son interactivos y ayudan a desarrollar, también, la creatividad, otra de las dimensiones que desde los lenguajes plástico, corporal y musical sitúa al niño en los caminos que generan ideas.

Un último elemento que merece una reflexión especial es el lugar donde crecerán los niños de esta etapa. El antiguo huerto del Monasterio de Pedralbes, situado entre los límites de la ciudad de Barcelona y el Parque Natural de Collserola, es un escenario diáfano e idílico para la observación y la experimentación, que abarca múltiples dimensiones de la condición humana: naturaleza, historia, cultura, paz y tranquilidad. Un oasis de silencio.

Si quiere conocer todas las noticias de Educación Infantil, haga clic aquí